top of page

Las células del colon, un aliado de la microbiota saludable



Un desequilibrio en la microbiota intestinal puede ser la causa de muchas enfermedades humanas, pero los mecanismos que mantienen nuestro microbioma “bajo control” durante la homeostasis han sido durante mucho tiempo difíciles de desentrañar.


Los recientes avances en la secuenciación de ADN han permitido vincular un desequilibrio en la comunidad microbiana (disbiosis) con muchas enfermedades crónicas.


Sin embargo, es una tarea compleja definir lo que constituye una comunidad microbiana equilibrada en el colon, porque la microbiota residente es muy diversa, difiere entre individuos y cambia con la dieta y estilo de vida.


Las pistas sobre las funciones inmunitarias importantes para equilibrar la microbiota han surgido al ver la coevolución de las comunidades microbianas con sus huéspedes desde una perspectiva ecológica, lo que sugiere que nuestro sistema inmunológico evolucionó para mantener la homeostasis al darle forma a la microbiota para que sea beneficiosa (ver “El microbioma, un ecosistema bajo control”).


El papel central de las células epiteliales colónicas (colonocitos) en el mantenimiento de la homeostasis moldeando la microbiota colónica con el fin de brindar beneficios al huesped comienza a cobrar visibilidad. Los conocimientos recientes sugieren que, al igual que los macrófagos, los colonocitos pueden diferenciarse en fenotipos distintos.


Durante la homeostasis intestinal, el metabolismo de los colonocitos superficiales se dirige hacia la fosforilación oxidativa y la oxidación de los ácidos grasos, lo que resulta en un alto consumo de oxígeno epitelial. La consiguiente hipoxia en el epitelio ayuda a mantener una comunidad microbiana dominada por bacterias anaeróbicas, que proporcionan beneficios al convertir la fibra en productos de fermentación que son absorbidos por el huésped.


Las condiciones que alejan el metabolismo de los colonocitos de la oxidación de los lípidos causan un aumento en la cantidad de oxígeno que llega desde la superficie de la mucosa, impulsando así un cambio en la comunidad microbiana de anaerobios obligatorios a anaerobios facultativos, una característica de la disbiosis en el colon. Así, el metabolismo de los colonocitos funciona como un interruptor de control de la microbiota intestinal, mediando un cambio entre las comunidades homeostática y disbiótica.


Debido a que nuestro sistema inmunológico ya tiene una manera de equilibrar la microbiota colónica al mantener una superficie epitelial que está polarizada metabólicamente hacia la fosforilación oxidativa, el aprovechamiento de este mecanismo de control del huésped para medios terapéuticos podría proporcionar una alternativa a la estrategia actual de apuntar a los microorganismos como “target terapéutico” para resolver la disbiosis. La reprogramación metabólica de los colonocitos para restaurar la hipoxia epitelial representa un nuevo y prometedor enfoque terapéutico para reequilibrar la microbiota colónica en un amplio espectro de enfermedades humanas.


Fuente : Colonocyte metabolism shapes the gut microbiota. Litvak Y, Byndloss MX, Bäumler AJ. Science. 2018 Nov 30;362(6418)







8 visualizaciones0 comentarios
bottom of page